Mi camino en Vim

En los últimos 2 años he usado Vim como mi editor por default en todas las computadoras que tengo (aunque desde el 2020 Emacs se ha vuelto mi elección preferida, pero haré un post para hablar luego de eso). Y todo empezó porque no quiero usar VS Code.

Antes que nada, si no conoces o sabes que es Vim te explico de forma sencilla: Vim es un editor de texto cuyos predecesores existen desde los 80’s (ya unos 40 años), que funciona directamente en la terminal del sistema. Muchos llaman a Vim como el editor de los programadores y esto es por lo configurable y más que nada programable que es Vim.

¿Por qué usar algo tan viejo en este siglo XXI?

Mi cambio a Vim sucedió por algo inevitable: La pronta muerte de Atom. Esto sucederá tarde o temprano, y aunque no quiera sonar pesimista eso es lo que pasará. ¿Por qué morirá Atom? Es fácil resolver eso, ya no es cool para muchos.

Cuando Atom salió en el 2012 fue increible. Un editor que promovió y evolucionó la tecnología web dando a luz a muchos proyectos como Electron y que impulsó mucho el poder oculto de javascript fuera de la web, pero cuyos tiempos se agotan cada vez gracias a la mayor adopción que VS Code de Microsoft tiene ahora. Y no es culpa de Microsoft (ésta vez), es del trending, el hype que tiene, un algo que lo hace un competidor mejor que Atom.

Pero la gota que derramó el vaso fue la adiquicicíon de Github por Microsoft. Eso creo que declaró la muerte a Atom. Sin embargo Atom tiene su gente, tiene sus fans y seguramente seguira como un proyecto activo por algunos años más. Pero eso no lo sabremos.

Si VS Code es mejor que Atom, ¿por qué no usas VS Code y ya?

NO. No puedo. Existe algo que me impide realmente verlo como algo útil. Y jamás he estado a gusto con tecnología de Microsoft. Simplemente no se puede.

¿Qué opciones tengo?

¿Volver a Sublime? Si, quizás (y amé Sublime). Pero quiero algo open source, quiero algo libre.

¿Neta Vim?

Si, Vim. ¿Por que no?. Mucha gente lo usa y lo ha usado por casi 40 años. Muchos desarrolladores que admiro lo hacen. Y si eso sucede es por algo. Y si aún vive en estos tiempos de hype/trending adopment es porque algo bien hace. Y es la verdad. Es un editor increible.

Si ya leiste hasta aquí, lamento decepcionarte que esto no es un tutorial de Vim. Hay muchos por ahi que podrías revisar. Pero creo que lo importante de aprender ha usar una herramienta, como lo es Vim, es que lo hagas por pasos. Que lo hagas a tu forma y ya tu ritmo. Podrías obligarte a usar Vim desintalando cualquier otro editor como lo hice yo. Podrías ir acostumbrandote a sus comandos usando plugins para tu editor favorito, de tal forma que éste emule Vim. El chiste es que es algo muy personal, pero que sin duda te recomiendo hacer alguna vez.

¿Valió la pena?

Lo valió cada maldito segundo. Por su puesto que me sentí como un completo simio al principio. Habián veces que no sabía que estaba haciendo. Y en las que al presionar alguna tecla algo cambiaba en el archivo y solo presionaba ESC como loco para ver si no la había cagado en algo. Me tomó meses de aprender, de crear memoria muscular con los comandos, de interpretar la pantalla y de crear una configuración para mi.

Creo que realmente ha mejorado la forma en la que escribo código. Ha cambiado la forma en la que veo y percibo un entorno de desarrollo.

Éste no será el último post sobre Vim. Espero hablar un poco de las configuraciones que tengo. Sin embargo tengo otro contenido que quiero escribir, pero ahora sobre Emacs.


Next article:

Cómo hacer que reescriban tu código

Esta es una de las grandes habilidades que los “Seniors Developers” hoy en día poseen y aquí listaré aquellos pasos a seguir para que un Ingeniero de Software tome tu código y lo re-escriba por ti.